¿Un fondo, un 'unit linked' o una renta vitalicia? | Acacia Inversión
20342
post-template-default,single,single-post,postid-20342,single-format-gallery,ajax_fade,page_not_loaded,,qode_grid_1300,footer_responsive_adv,qode-content-sidebar-responsive,qode-theme-ver-9.5,wpb-js-composer js-comp-ver-6.1,vc_responsive
 

¿Un fondo, un ‘unit linked’ o una renta vitalicia?

¿Un fondo, un ‘unit linked’ o una renta vitalicia?

Titulamos nuestro comentario sobre asesoramiento de este mes con una pregunta como la que podríamos plantearle a nuestro médico de cabecera cuando queremos que nos recete una cura, y si es rápida e indolora mejor. Así, en esta ocasión trataremos de hacer de prescriptores para que el paciente, en este caso inversor, sepa qué tratamiento ha de seguir y qué medicina le conviene según sus síntomas específicos.

Aunque ahora se huye de los depósitos, durante muchos años los ahorradores optaron por los depósitos para colocar los ahorros, en su opinión, a buen recaudo. Pero descontada la inflación, las rentabilidades nunca fueron realmente atractivas, como podemos ver en el siguiente gráfico. A excepción del año 2008, coincidiendo con la crisis financiera, donde se pagaban extratipos ante la necesidad de liquidez.

 

tipo real euribor 12 meses acacia inversion

 

Cuando los bancos pagaban cifras atractivas, realmente no lo eran porque no cubrían el IPC. Como podemos apreciar, la rentabilidad media sobre la inflación de contratar depósitos a 12 meses, es de -0,25%, ni siquiera estamos conservando poder adquisitivo. No puede considerarse invertir, ya que no se genera riqueza por encima del coste de la vida.

Así, en los últimos años los inversores han buscado alternativas a los depósitos, pero ¿cómo sabemos qué producto se adecua más a nuestro perfil? ¿Con cuáles nos quedamos?

En esta radiografía del inversor medio español podemos comprobar como los depósitos (37,2%) y la inversión directa (26,5%) siguen siendo los destinos más populares. Los fondos de inversión (15%) y seguros (11,1%) ocupan el tercer y el cuarto lugar. Los motivos siguen siendo la “seguridad” que psicológicamente generan los depósitos y la posibilidad de generar cupones o dividendos tanto en acciones como en bonos, pero ¿es realmente lo más eficiente para nuestro patrimonio?

distribucion inversiones financieras España acacia inversion

 

Todos sabemos que automedicarse es una acción tan cotidiana como dañina y lo recomendable siempre es acudir a un especialista, un asesor financiero.

Recientemente nos ha llamado la atención una consulta que se repetía de forma recurrente en nuestro día a día con clientes, amigos y conocidos:

¿Qué diferencia existe entre los fondos de inversión y los productos de ahorro-vida?

Muchas entidades financieras están comenzando a ofrecer productos de ahorro-vida (seguros) a sus clientes, a veces sin tener en cuenta si estos se adecuan a las circunstancias personales de cada inversor.

También debemos tener en cuenta cómo optimizar la fiscalidad de nuestro patrimonio, más aún en el momento actual de los mercados financieros, en los que se hace complicado generar rentabilidad. La tarea no es sencilla debido a los continuos cambios legales que afectan los productos financieros.

Tras esta reflexión vamos a intentar solucionar las dudas de aquellos inversores que se plantean contratar un producto de ahorro frente a un fondo de inversión en 7 sencillas diferencias.

1- ¿Qué es?

Fondo de inversión: un fondo de inversión es una institución de inversión colectiva que reúne el dinero de diversos ahorradores para invertirlo de modo conjunto, delegando en un gestor profesional la capacidad de decidir dónde hacerlo.
Unit linked: es un seguro de vida-ahorro que invierte en una cesta de fondos y otros productos financieros y en el que el tomador asume el riesgo de la inversión.
Renta vitalicia: un seguro de vida-ahorro que garantiza el cobro de una renta periódica a lo largo de toda la vida: convierte en rentas el capital que se aporta inicialmente en una prima única.

 

2- ¿Cómo tributa?

Fondo de inversión: los reembolsos de fondos de inversión generan ganancias o pérdidas patrimoniales en el ámbito del IRPF, con la posibilidad de compensar las ganancias con pérdidas de años anteriores o del propio ejercicio, o de generar pérdidas que sean compensables con las ganancias de los años futuros (hasta un máximo de 4 años). Otra gran ventaja es la aplicación del diferimiento fiscal en los traspasos de un fondo a otro, de manera que sólo se tributa en el momento de reembolso final. Ese dinero que se deja de pagar a Hacienda cada vez que se cambia de fondo a través de un traspaso, es un dinero que sigue trabajando para su patrimonio en vez estar en las arcas del Estado. Es la definición del interés compuesto, lo que Albert Einstein lo definió como la fuerza más poderosa del universo.
Unit linked: en su origen el unit linked presentaba como ventaja no tener que tributar cuando no existía la exención del traspaso fiscal entre fondos. Al igual que sucede con aquellos, no se tributa hasta que no se produce el rescate (se difiere la tributación de los rendimientos generados). Ahora bien, las cantidades percibidas por el rescate del seguro generan rendimientos de capital mobiliario (positivos o negativos), que se integran en la base del ahorro compensándose con otros rendimientos. Es menos habitual que el titular disponga de rendimientos negativos del capital mobiliario susceptibles de compensación.
Renta vitalicia: al igual que los unit linked, generan rendimientos del capital mobiliario (por su naturaleza, de más difícil compensación que las ganancias), con aplicación de unos coeficientes de reducción en función de la edad del beneficiario en el momento de la constitución de la renta (es un 8% a partir de 70 años). A diferencia de los casos anteriores, la tributación se produce anualmente a medida que se perciben las rentas.

 

Ejemplo: invertimos 10.000 euros en un fondo de inversión/unit linked que nos renta un 10% anual, si reinvertimos año a año el beneficio mediante traspasos obtenemos un capital final de 25.937,42 euros, de lo contrario, si lo hiciéramos mediante una renta vitalicia con la misma rentabilidad año tras año, pagando anualmente por las ganancias obtenidas el resultado serían 1.200 euros menos, es decir dejamos de ganar un 12% en 10 años. Si extrapolamos este ejemplo a cantidades superiores y más plazo, el ahorro puede ser sorprendente.

 

3- ¿Qué costes soporta?

Fondo de inversión: la gestora y el depositario cobran las respectivas comisiones, que se cargan directamente al fondo de inversión, por lo que ya están deducidas del valor liquidativo. Así, las comisiones se devengan diariamente (se prorratea en 365 días) y los valores publicados son netos de dichas comisiones.
Unit linked: se paga la comisión de gestión y depositaría del unit linked más la comisión de gestión y depositaría intrínseca en los fondos que lo componen. En muchos casos conlleva también gastos de constitución. A esto hay que sumar el pago de la prima del seguro de vida (dinero que no se invierte y no se revaloriza y que con el paso de los años es más alto).
Renta vitalicia: el pago de la prima del seguro de ahorro más una prima de seguro de vida (dinero que no se invierte y no se revaloriza y que con el paso de los años es más alto).

 

4- ¿Su universo de inversión está limitado?

Fondo de inversión: es posible invertir en cualquier fondo de inversión que cumpla la normativa para ser comercializado en España. El universo en el que pueden invertir es amplísimo, desde activos concretos y locales a fondos con múltiples activos y globales… Concluimos que el universo de inversión de este vehículo tiene pocas limitaciones.
Unit linked: se limita a una cesta de fondos seleccionados previamente por la compañía aseguradora, es decir, en el momento de la constitución del producto debemos restringir el universo de inversión.
Renta vitalicia: sí, exclusivamente invierte en deuda pública española.

 

5- ¿Cuál es su riesgo de solvencia?

Fondo de inversión: los activos que componen el fondo de inversión no forman parte del balance del banco depositario o la gestora. Si la gestora quiebra, la CNMV nombrará otro gestor del fondo.
Unit linked: los activos se integran en el balance de la aseguradora por tanto si la aseguradora quiebra nuestro dinero también.
Renta vitalicia: los activos se integran en el balance de la aseguradora por tanto si la aseguradora quiebra nuestro dinero también.

 

6- ¿Es un producto líquido?

Fondo de inversión: tienen liquidez diaria.
Unit linked: no es líquido hasta que se realiza el rescate del seguro.
Renta vitalicia: habitualmente no es líquida, pero depende de las condiciones específicas emitidas por la aseguradora. La consecuencia obvia es que nunca se recuperará el 100% en caso de existir derecho de rescate, ya que el patrimonio habrá disminuido en función de las rentas obtenidas.

 

7- ¿A qué tipo de inversor le beneficia?

Fondo de inversión: es un producto de ahorro que beneficia a los inversores a largo plazo por sus ventajas fiscales y la posibilidad de acceder a todos los activos y mercados sin límites.
Unit linked: es un producto interesante para planificar una sucesión fuera de lo común. El motivo es que no forman parte de la herencia (masa hereditaria) y no se hacen públicos (siempre que el beneficiario sea diferente del tomador).
Renta vitalicia: su tributación es realmente ventajosa fiscalmente a partir de los setenta años, y está pensado para quien piensen en percibir una renta para el último tramo de su vida, sin intención de rentabilizar el patrimonio. Al igual que los unit linked no forman parte de la masa hereditaria.

 

El producto perfecto no existe, pero sí una estrategia de cartera diversificada y adecuada para nuestro perfil de riesgo, teniendo en cuenta nuestros objetivos, prioridades y tolerancia al riesgo.

Así, no existe una medicina universal (salvo en el caso de los vendedores ambulantes), sino que existe una cura específica para cada necesidad. No crea en los productos milagro ni en las recetas que sirven indistintamente a distintos tipos de paciente.

En definitiva, lea las instrucciones (toda la información posible sobre su inversión) y consulte con su farmacéutico (gestor patrimonial) antes de tomar ningún medicamento (producto de inversión).

 


Este documento, así como los datos, opiniones, estimaciones, previsiones y recomendaciones contenidas en el mismo, han sido elaborados por Acacia Inversión SGIIC, con la finalidad de proporcionar a sus clientes información general a la fecha de emisión del informe y están sujetas a cambio sin previo aviso. Acacia Inversión SGIIC no asume responsabilidad alguna por cualquier pérdida, directa o indirecta, que pudiera resultar del uso de este documento o de su contenido. Está destinado a ser sólo de interés general y no constituye asesoramiento jurídico o fiscal alguno, ni constituye una oferta de participaciones de las IICs gestionadas por Acacia Inversión SGIIC. Nada de lo dispuesto en el presente documento debe interpretarse como un asesoramiento en materia de inversión. Las opiniones expresadas son propias del autor en la fecha de publicación y están sujetas a cambio sin previo aviso.



[related_post themes="flat" id="20342"]

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies,ACEPTAR

Aviso de cookies