Mercados complejos, carteras defensivas - Renta FIja - PNSDT
20988
post-template-default,single,single-post,postid-20988,single-format-gallery,ajax_fade,page_not_loaded,,qode_grid_1300,footer_responsive_adv,qode-content-sidebar-responsive,qode-theme-ver-9.5,wpb-js-composer js-comp-ver-6.1,vc_responsive
 

Mercados complejos, carteras defensivas

Mercados complejos, carteras defensivas

Existe un consenso entre la comunidad inversora acerca del incierto desenlace de la intervención de los principales bancos centrales, con la Reserva Federal y el Banco Central Europeo a la cabeza, en los mercados financieros. Sin lugar a dudas, su intervención ha distorsionado enormemente el mercado de renta fija desde el inicio de sus programas de estímulo y expansión monetaria, durante los cuáles sus balances han crecido hasta niveles ciertamente preocupantes. Sin ir más lejos, el bono alemán a 10 años ha llegado a rendir apenas un 0,06%. Teniendo en cuenta la inflación en Alemania del 2%, la pérdida permanente de capital que un inversor está firmando (sea consciente o no) es absolutamente cierta y muy significativa. Nunca había sido tan seguro perder dinero en renta fija.

Una de las segundas derivadas de esta manipulación de los mercados financieros sin duda es la sobrevaloración de las acciones de las compañías de mayor calidad, pagadoras de buenos y estables dividendos. En una búsqueda desesperada por mejores rendimientos, un porcentaje peligrosamente elevado de inversores de renta fija tradicional migraron sus posiciones hacia la más volátil pero rentable renta variable. La coincidencia en el tiempo de este hecho con un nivel de volatilidad en renta variable anormalmente ínfimo hizo que estos flujos se prolongasen durante demasiado tiempo. Por fortuna, el repunte de volatilidad del año 2018 comenzó la necesaria corrección de valoración de algunas de esas empresas.

amiral-gestion-logo

Otra segunda derivada de este experimento monetario, que solo unos pocos han provocado (los banqueros centrales) pero todos sufriremos, es sin duda la renta fija tradicional. Como comentábamos, las rentabilidades que ofrecen las emisiones de deuda gubernamental y corporativa más tradicional (con grado de inversión) y especialmente en las duraciones más largas, ofrece unos rendimientos pírricos. Los inversores en acciones buscan un margen de seguridad: la diferencia entre el precio de una acción y su valor intrínseco. Los inversores en renta fija deberían de buscar lo mismo, pero están bajando la guardia e incrementando los riesgos de sus carteras conformándose con rendimientos cercanos a cero (y negativos en muchos casos). El riesgo cero no existe en ninguna inversión, ni siquiera en las consideradas más seguras. Por tanto, un inversor inteligente siempre debe de exigir una rentabilidad acorde al riesgo de crédito que siempre se asume al prestarle a un tercero.

Con este escenario encima de la mesa, la pregunta es clara: ¿dónde puede un inversor encontrar valor en renta fija? La respuesta exige en primer lugar una dosis de realismo. No es nada fácil encontrar en estos momentos todas las inversiones prudentes que nos gustaría. Ahora bien, lo que los inversores deben comprender es que el sitio en donde se encuentran las mejores inversiones no es en los lugares convencionales. Esta búsqueda por el valor exige en estas condiciones de mercado por encima de todo flexibilidad. Las restricciones de folleto de la mayoría de fondos de inversión son sin duda un corsé que asfixia la libertad de los gestores por encontrar rentabilidades atractivas.

Esa libertad pasa por buscar en los nichos de mercados menos convencionales, como las emisiones sin calificación crediticia. Del mismo modo que los inversores de renta variable ven con buenos ojos que una compañía no tenga cobertura de análisis, la ausencia de calificación crediticia por parte de las cuatro principales agencias no debería de ser una limitación para invertir en este tipo de emisiones. A fin de cuentas, siempre será más probable encontrarnos con emisiones atractivas allí donde muy pocos inversores las están buscando en primer lugar. Otros nichos de ineficiencia clara son las emisiones en regiones o sectores que están sufriendo una fuga masiva de inversores. Cuando nadie quiere invertir en el sector del petróleo y del gas, probablemente sea una buena idea tener la valentía de buscar emisiones de valor. Lo mismo sucede a nivel país, como pasó con Grecia a raíz de la crisis de deuda soberana. Las ineficiencias también pueden ser de arbitraje puro. Las compañías que por diferentes motivos emiten su deuda en mercados distintos al suyo suelen tener que pagar una prima elevada. En definitiva, el mercado actual exige flexibilidad y valentía para enfrentarse con éxito a un mercado mucho más complejo y poder así construir carteras defensivas, para todo lo que pueda venir.

 


Con la sección “Porque no sabemos de todo” buscamos ofrecerles otras opiniones, las de grandes profesionales del sector de la inversión. Acacia Inversión se enorgullece de contar con las aportaciones de nuestros invitados y está muy agradecida por su colaboración, aunque debemos advertir que las opiniones que ellos expresan en sus artículos pueden no coincidir necesariamente con las de nuestro equipo. Algo que, en todo caso, es un motivo más de satisfacción pues muestra la absoluta libertad que queremos ofrecer a los invitados, en beneficio de nuestros clientes.

Jacques Sudre
Últimas entradas de Jacques Sudre (ver todo)


[related_post themes="flat" id="20988"]

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies,ACEPTAR

Aviso de cookies