El gran atractivo de las pequeñas y medianas capitalizaciones europeas
22719
post-template-default,single,single-post,postid-22719,single-format-gallery,ajax_fade,page_not_loaded,,qode_grid_1300,footer_responsive_adv,qode-content-sidebar-responsive,qode-theme-ver-9.5,wpb-js-composer js-comp-ver-6.1,vc_responsive
 

El gran atractivo de las pequeñas y medianas capitalizaciones europeas

El gran atractivo de las pequeñas y medianas capitalizaciones europeas

Hace más de 23 años que estoy en el negocio de la gestión de activos, comenzando como analista financiero durante 10 años, antes de convertirme en gestor de fondos de pequeña y mediana capitalización en Europa. Y es en esta experiencia, donde pude estudiar todo tipo de sectores y modelos económicos, y la que me permitió comprender el interés de esta clase de activos por su riqueza en términos de innovación, su capacidad de ver emerger hermosas historias industriales y como un lugar obvio para quienes quieran invertir con un enfoque patrimonialista de la inversión a largo plazo.

A menudo, en las gestoras en las que he trabajado, muchos procesos de gestión se basaban en enfoques top down: ¿el mercado subirá o bajará?, ¿tenemos que estar en valores cíclicos o defensivos? La selección de títulos venía en último lugar, y solo servía para ilustrar las decisiones de apuestas direccionales, apuestas sectoriales. ¿Y adivina qué? Rara vez funcionaba. Básicamente se trataba de una gestión de “retrovisor”. Muy útil para describir el pasado, pero absolutamente ineficaz para crear alfa.

Cuando dejé mi rol de analista financiero para convertirme en gestor de fondos de pequeña y mediana capitalización, decidí crear una filosofía de gestión que fuera totalmente opuesta a lo que había conocido. Volver a centrar todo en la selección de valores. Centrándome en la generación de alfa únicamente y en mi capacidad para identificar empresas capaces de crear valor a largo plazo, controlando sus estrategias de crecimiento, independientemente del entorno del mercado. Dejar de hacer apuestas direccionales, de vender un valor porque «le fue bien», como si tuviera que vender todos los años la cartera para reemplazarla con nuevas ideas «frescas».

Y el universo de pequeñas y medianas empresas era realmente ideal para eso, porque es el lugar de la innovación por excelencia, donde se crean nuevas tecnologías, nuevos modelos económicos en todos los sectores. Este es el sweet spot para identificar empresas que ya no son conceptos industriales, que están presentes en buenos mercados con los productos adecuados y la gestión adecuada, y que se beneficiarán de fases de expansión y aceleración de su crecimiento. Empresas en las que invertir y a las que podemos apoyar como inversores a largo plazo y de las que podemos beneficiarnos del valor creado a largo plazo.

Una de las empresas estudiadas que más me marcó en ese momento era una empresa francesa, Biomérieux, una empresa familiar en el campo del diagnóstico médico. Mientras que el sector «farmacéutico» estaba dominado por los grandes actores farmacéuticos cuyo crecimiento y capacidades de descubrimiento se estaban agotando, teníamos aquí una empresa, presente en un mercado en crecimiento estructural, que acababa de nombrar un nuevo CEO, Stephane Bancel, con la ambición de acelerar el crecimiento del grupo a través de un plan de inversiones orientado al crecimiento del mañana, a través de la innovación de productos y la internacionalización. La empresa, por la calidad de su estrategia, se convertiría muy pronto en una de las primeras posiciones de mis fondos. Como anécdota, Stéphane Bancel dejó su puesto en Biomérieux unos años más tarde para fundar la empresa Moderna y desarrollar terapias a partir del ARN mensajero, empresa y tecnología ahora conocida por todos gracias a su éxito en el desarrollo de una de las primeras vacunas con esta nueva tecnología disruptiva contra el Coronavirus.

El hecho de invertir en este sector de la innovación en el campo de la tecnología médica fue claramente fundacional, y mi interés en este sector se hizo mayor en la búsqueda de ideas de inversión en los años posteriores y en el posicionamiento de mis fondos en la actualidad.

Aquí tenéis un sector perfecto que reúne empresas con un know-how de muy alto valor añadido, líderes en nichos de mercados con evidentes capacidades de desarrollo internacional, en primer lugar, Estados Unidos, el mercado más grande del mundo por excelencia en este campo, y en Asia, donde los desarrollos hoy en día son más rápidos. Estas empresas tienen la capacidad de presentar fuertes perspectivas de crecimiento, márgenes elevados y una gran capacidad para invertir en su crecimiento futuro. La riqueza europea en este sector es evidente en el campo del diagnóstico médico, en el campo de los equipos que utilizan las grandes farmacéuticas para descubrir y luego producir medicamentos de nueva generación en el campo de la biotecnología, pero también vacunas de nueva generación como las vacunas de ARN modificado. La lista es larga y la riqueza de la innovación en esta área es increíble, con muchas empresas innovadoras en Alemania, Francia o los países Nórdicos.

El otro sector que se hizo evidente fue el del software y la innovación digital en sentido amplio. La primera empresa que visité en 1998 al comienzo de mi carrera fue Dassault Systèmes, el especialista francés de software 3D para la aeronáutica y el automóvil utilizado para crear los coches y aviones del mañana. Una maravilla de tecnología e innovación, la empresa creció rápidamente y se convirtió en líder mundial en su campo. Si bien los sectores de la aeronáutica y la automoción habían invertido en tecnologías de la información desde muy temprano para progresar en su eficiencia industrial, muchos sectores estaban objetivamente muy atrasados ​​en esta área. En busca de los Dassault Systèmes del mañana, descubrí la empresa alemana Nemetschek, activa en el campo del software de diseño 3D, esta vez para la arquitectura y la construcción. Una empresa de pequeña capitalización, poco conocida. La empresa tenía todo para convertirse en un éxito: posicionada en un mercado con altísimo potencial en cuanto los actores de la construcción aceleraran su inversión en este campo, para finalmente optimizar sus procesos de producción (las obras son conocidas por sus retrasos y sobrecostes), con posicionamiento tecnológico best-in-class, típico de los modelos alemanes, en general europeos.

Lonvia CapitalCrecimiento, márgenes elevados, fuerte capacidad de desarrollo internacional y altos retornos sobre el capital empleado por las bajas necesidades de inversión en activos fijos tangibles (ya que es intangible por naturaleza), el sector del software se hizo evidente en mi búsqueda de estas empresas que pudieran crear estructuralmente valor a largo plazo para nuestros inversores y también constituyen una parte importante de mis inversiones.

El sector del software y la innovación digital está presente hoy en día en todos los sectores de actividad. Todas las empresas están digitalizando y automatizando sus procesos de producción y venta; en el sector de la medicina para optimizar el funcionamiento de los sistemas de salud, hospitales, y gestionar los datos para los médicos; o incluso en sectores más industriales, para diseñar fábricas y procesos industriales. Todo este software está y estará en el corazón de los desarrollos de las empresas, respaldando su transición digital en los próximos años.

Si hablamos de datos digitales, sensores y automatización, otra área clave es la automatización de la industria y la logística. Apasionado por la robótica después de visitar la mayoría de las fábricas de automóviles en Europa cuando era un joven analista, he visto estos autos en construcción moviéndose solos en su línea de carros autoguiados en Mercedes o Ferrari. También he podido ver robots de producción equipados con sistemas ópticos para analizar la exactitud de su posicionamiento, la calidad de las superficies y ensamblajes, y he constatado el desarrollo exponencial de la robótica y la automatización para mejorar considerablemente la eficiencia de los procesos de producción – generando economías de escala – y, a destacar, las condiciones de trabajo de los empleados en estas industrias.

Y el know-how en la automatización de fábricas ha sabido transformarse en know-how aplicado en la automatización de los almacenes y de la logística, en el corazón de las necesidades del desarrollo exponencial del e-commerce y la voluntad de realizar las entregas cada vez con mayor rapidez. En este contexto, las principales empresas europeas han respaldado estas inversiones cada vez mayores en centros de clasificación y otros almacenes automáticos tridimensionales.

El otro desarrollo apasionante en la automatización es la Industria 4.0 o el Internet de las cosas, es decir, la capacidad de que cada objeto, o en el marco de una fábrica, cada máquina y cada robot, tenga la capacidad de generar datos de producción, comunicarlos a un sistema central que los recopilará, analizará y utilizará para optimizar el funcionamiento de la planta. Por ejemplo, para su uso más sencillo o para realizar el mantenimiento de forma más productiva.

Nuestras empresas en Europa se encuentran claramente entre las mejores del mundo en estos campos, y equipan a todas las fábricas del mundo. Independientemente de lo que se piense de la valoración de Tesla, ¡el hecho es que sus coches están ensamblados por robots fabricados en Alemania!

Básicamente, los datos digitales ahora están en todas partes, están en el corazón de la innovación en fábricas y almacenes, en todos los procesos de producción y ventas. Optimizan el funcionamiento de los comercios “online” y son el centro del marketing digital, dirigiendo el deseo de los consumidores. Están en el corazón de la movilidad conectada, del coche eléctrico y las redes de telecomunicaciones de nueva generación. Están en el centro de la enorme necesidad de potencia informática necesaria para la inteligencia artificial, que se está desarrollando a gran velocidad. Los datos digitales también están más que nunca en el corazón de la innovación en el campo médico, donde se están convirtiendo en un elemento capital de todos los equipos de análisis y diagnóstico que ahora integran sensores, automatización y software.

Al final, todo son sensores, datos digitales, procesos de cálculo, y todo esto no podría ser posible sin semiconductores. De nuevo, afortunadamente, Europa cuenta con actores líderes a lo largo de la cadena de valor de producción de estos semiconductores, que deberían seguir ofreciendo un perfil de crecimiento sólido durante los próximos años.

Para concluir, más allá de los sectores y ejemplos dados, podemos encontrar hermosas empresas con perfiles de crecimiento y creación de valor en todos los sectores, empresas en las que invertir con una visión real de largo plazo, y aprovechando la capitalización de su creación de valor operativo.

Algunos han seguido avanzando en su actividad durante la crisis, como los valores de la tecnología médica, porque estaban en el centro de las necesidades de los sistemas de salud, o los valores de innovación digital porque la rápida adopción de sus herramientas digitales permitió a las empresas continuar con sus actividades. Otras sufrieron más durante el pico de la pandemia, pero rápidamente recuperaron el color con la aceleración de nuevos pedidos, como es el caso de las empresas de automatización, prueba de la calidad estructural de los mercados en los que operan.

El otro elemento importante a destacar para muchos de ellos es la mejora de los márgenes operativos, visibles en los últimos resultados, y el buen nivel de generación de caja. Incluso si parte de esta mejora está ligada al fin de los gastos de viajes de negocios y representación, el auge de las herramientas digitales en sus procesos de producción y ventas permitirá mantener parte de sus reducciones de costes operativos.

Las dinámicas del mercado están ahí, nuestras empresas gozan de buena salud financiera y deberían beneficiarse de cualquier normalización económica.

 


Con la sección “Porque no sabemos de todo” buscamos ofrecerles otras opiniones, las de grandes profesionales del sector de la inversión. Acacia Inversión se enorgullece de contar con las aportaciones de nuestros invitados y está muy agradecida por su colaboración, aunque debemos advertir que las opiniones que ellos expresan en sus artículos pueden no coincidir necesariamente con las de nuestro equipo. Algo que, en todo caso, es un motivo más de satisfacción pues muestra la absoluta libertad que queremos ofrecer a los invitados, en beneficio de nuestros clientes.

Cyrille Carrière
Últimas entradas de Cyrille Carrière (ver todo)


[related_post themes="flat" id="22719"]

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies,ACEPTAR

Aviso de cookies