El auge del value investing | Acacia Inversión
19261
post-template-default,single,single-post,postid-19261,single-format-gallery,ajax_fade,page_not_loaded,,qode_grid_1300,footer_responsive_adv,qode-content-sidebar-responsive,qode-theme-ver-9.5,wpb-js-composer js-comp-ver-6.1,vc_responsive
 

El auge del value investing

El auge del value investing

En las últimas fechas están surgiendo muchos proyectos de difusión del value investing. A los cursos que han adquirido renombre estos años como el de OMMA, se están uniendo nuevas iniciativas muy interesantes como Value School o el curso de value investing de ISBIF. Además, lo mismo que sucede con los proyectos formativos sobre value investing está sucediendo con la literatura. Sin ir más lejos, yo mismo co-escribí y publiqué hace algo más de un año El pequeño gran libro del value investing junto con Vladislav Marcos Nagay.

Sin embargo, a pesar de toda la popularidad que está obteniendo en value investing en cuanto a apariciones en prensa, foros, redes sociales de inversión, eventos y libros, los activos bajo gestión en los fondos que siguen está filosofía siguen siendo muy escasos, y en España están claramente por debajo del 5% de cuota de mercado.

¿Servirá esta popularidad del value investing para incrementar su cuota de mercado? Los gestores de fondos siempre dicen lo mismo cuando se les pregunta sobre qué hará la bolsa en el futuro, y es que no tienen una bola de cristal. Tomaré su frase para aclarar que no sé si el patrimonio gestionado en fondos value será mayor o menor de aquí a unos años. No obstante, lo cierto es que la información que tienen los inversores es cada vez mayor. De igual forma, aunque la regulación no ayuda por ahora, los procesos de contratación se están tratando de simplificar. En mi opinión, estos factores llevarán, a la larga, a un incremento de los activos bajo gestión de los fondos value. ¿Por qué? Por un lado, porque el mayor acceso a la información permitirá a los inversores conocer los fondos que mejor lo hacen a largo plazo. A día de hoy, en sólo 2 clics un inversor puede ver qué fondos lideran los rankings en periodos de 5, 10, 20 o 25 años. Al hacerlo, descubrirá que, a pesar de que el número de fondos value es todavía muy reducido, muchos de ellos lideran estos rankings. Igualmente, los inversores tienen acceso con facilidad a las cartas de los gestores a los inversores que, hasta hace no mucho, en la práctica estaban únicamente disponibles para los partícipes, ya que muchas gestoras independientes no contaban con presencia online efectiva. Si a esto le sumamos que a día de hoy muchas gestoras permiten contratar sus fondos directamente a través de sus webs, parece esperable que el patrimonio de los fondos value crezca con el tiempo.

Sin embargo, aunque esta popularidad del value investing es un motivo de alegría para los inversores que seguimos esta filosofía, también tiene puntos negativos importantes.

logo Metagestión para el artículo invitado

Si el value investing ha funcionado durante tantos años, y todavía funciona, es porque los mercados son ineficientes a corto plazo. Es decir, en lugar de moverse por cuestiones racionales, se mueven por cuestiones emocionales como el pánico y la codicia. Por suerte, en el largo plazo recuperan el juicio y tienden a ser eficientes. Esta diferencia en el comportamiento entre el corto y el largo plazo es lo que permite que aparezcan oportunidades de inversión en las que compañías de calidad estén infravaloradas y que, con el tiempo, el precio de sus acciones alcance su valor intrínseco. Por tanto, si el value investing se popularizara y se convirtiera en la filosofía de inversión predominante, las ineficiencias se reducirían, por lo que habría menos oportunidades de inversión.

Tenemos un ejemplo claro de este tipo de situación si miramos décadas atrás. La facilidad para acceder a la información ha hecho que las ineficiencias de este tipo se hayan reducido, por lo que a día de hoy es difícil encontrar compañías net-nets de las que hablaba Benjamin Graham.

A día de hoy, el incremento en la formación podría dar lugar a una situación similar. Evidentemente no desaparecerían las oportunidades net-nets, pues prácticamente no existen en estos momentos, pero sí que podría suceder que las infravaloraciones, y por tanto los potenciales de revalorización se vieran reducidos de forma sostenible. La solución a esto sería compleja, pero no cabe duda de que como mínimo, supondría un mayor esfuerzo por parte de gestores y analistas para tratar de encontrar compañías con potenciales atractivos.

A pesar de esto, todo parece indicar que seguirán existiendo grandes ineficiencias en el mercado. El crecimiento de la gestión pasiva supone que una gran cantidad de dinero se invierta replicando índices, sin ningún otro tipo de criterio. De esta forma, las compañías no se compran o venden en base a su valor, sino a su pertenencia a un índice. Esto supone una retroalimentación constante, pues si por ejemplo un índice está compuesto por las compañías más negociadas de una Bolsa, aquellas que pertenecen a él verán incrementado su volumen por este simple hecho. En última instancia, esto implica que, al no existir un criterio fundamental por el que se compran gran parte de las acciones de una empresa, los mercados seguirán siendo ineficientes a pesar de que el número de inversores formados e informados sea mayor. Por tanto, todo parece indicar que el futuro del value investing sigue siendo largo y halagüeño y su popularidad, no sólo no es una amenaza, sino que es una oportunidad para muchos inversores que todavía no lo conocen.

 


Con la sección “Porque no sabemos de todo” buscamos ofrecerles otras opiniones, las de grandes profesionales del sector de la inversión. Acacia Inversión se enorgullece de contar con las aportaciones de nuestros invitados y está muy agradecida por su colaboración, aunque debemos advertir que las opiniones que ellos expresan en sus artículos pueden no coincidir necesariamente con las de nuestro equipo. Algo que, en todo caso, es un motivo más de satisfacción pues muestra la absoluta libertad que queremos ofrecer a los invitados, en beneficio de nuestros clientes.

Carlos Bellas
Últimas entradas de Carlos Bellas (ver todo)


[related_post themes="flat" id="19261"]

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies,ACEPTAR

Aviso de cookies