Reminiscencias de un gestor de fondos | Acacia Inversión
16791
post-template-default,single,single-post,postid-16791,single-format-gallery,ajax_fade,page_not_loaded,,qode_grid_1300,footer_responsive_adv,qode-content-sidebar-responsive,qode-theme-ver-9.5,wpb-js-composer js-comp-ver-6.1,vc_responsive
 

Reminiscencias de un gestor de fondos

Reminiscencias de un gestor de fondos

Permítanme estimados lectores que en un día como hoy, en el que estrenamos este blog de Acacia sobre el mundo de la inversión y los mercados financieros, me tome algunas licencias.

En primer lugar, pese al entorno económico tan turbulento y complejo que estamos sufriendo los inversores, no voy a hablarles de la actualidad de los mercados. Aunque en el fondo, ¿cuándo no son las perspectivas de inversión difíciles? Permítanme un consejo: si su gestor de inversiones ve siempre el camino despejado… desconfíe.

En segundo lugar, puesto que arrancamos una nueva etapa, he optado por la nostalgia y trataré de contarles brevemente en el presente comentario las lecciones imprescindibles que he aprendido en los años que llevo gestionando inversiones.

Por último, la tercera licencia ha sido parafrasear el título de la biografía del mejor trader de la historia (Jesse Livermore, “Reminiscencias de un operador de acciones») para encabezar este artículo. Y no se trata de una licencia menor pues me encuentro lejos de ser el mejor en cualquier cosa y porque soy un gestor de fondos y no un operador de acciones como Livermore. Y la diferencia es radical: un gestor invierte a largo plazo y un operador especula a corto plazo.

Y he aquí la primera lección: salvo que tengas gran capacidad de asumir las pérdidas tanto económica como psicológicamente en el corto plazo (Jesse se arruinó varias veces), la mejor y única manera de invertir con éxito es confiando en el horizonte temporal.

El segundo aprendizaje se me quedó grabado durante mi primer día de trabajo en la que siempre será mi querida casa, Kutxabank, cuando el mejor gestor no reconocido de la historia de España, el ya jubilado Chuchi Mardones, me dijo que «lo importante no es acertar, es no cometer grandes errores». Aunque realmente me lo dijo con términos no aptos para esta tribuna, esas sencillas palabras escondían una gran verdad: la importancia de no sufrir grandes pérdidas y proteger el capital. Y es que para obtener rentabilidades atractivas en el largo plazo el secreto no está en acertar con grandes pelotazos (salvo que seas Jesse) sino evitar las grandes pérdidas de las que es muy difícil recuperarse.

Lo que nos conduce a la tercera lección: sé humilde y no creas tener la bola de cristal para acertar con lo que va a suceder. Ni los grandes gurús aciertan (recuerden el premio Nobel Shiller y la salida de España del Euro, por ejemplo) aunque esa dificultad no implica que debamos cerrarnos a nuevas ideas o no plantear diferentes escenarios de inversión.

Cuarto principio: escucha a todo el mundo (he tenido grandes compañeros, he escuchado a brokers, ventas y tantos otros profesionales de los que he aprendido muchísimo), lee todo lo que puedas, aprende y no dejes de hacerlo. Sé flexible y no seas ciego seguidor de una única “verdad” o filosofía de inversión. Los mercados cambian continuamente y son como un prisma de múltiples caras que en cada ocasión se leen de una forma diferente: fundamental, behavioursita, técnico, cuantitativo,…

Y quinta: diversifica, diversifica, diversifica. Constituye el corolario de todas las demás: dado que en las inversiones se trata de prevenir y no de predecir (3ª lección), la mejor manera de proteger el capital (2ª lección) es no concentrar tus inversiones en muy pocas ideas, es decir diversificar. Pero la diversificación (5ª lección) no funciona en el corto plazo –cuando por ejemplo hay movimientos de pánico en el mercado– por lo que para beneficiarnos de la misma hay que invertir a largo plazo (1ª lección), algo que solo se aprende (4ª lección) después de haber «sufrido» los vaivenes del mercado durante muchos años…

Si juntamos estos 5 principios de inversión con los múltiples estudios indican que el 90% de la rentabilidad viene de la selección de activos, se destila nuestra esencia: la Alocación Value o selección de Activos con descuento

Si todas o muchas de estas ideas están en tu forma de entender los mercados financieros, has encontrado tu Gestora, has llegado a Acacia Inversión.

Miguel Roqueiro
Sigueme
Últimas entradas de Miguel Roqueiro (ver todo)


[related_post themes="flat" id="16791"]

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies,ACEPTAR

Aviso de cookies