La renta fija en 2019. ¿Hay algún lugar en el que refugiarse?
20479
post-template-default,single,single-post,postid-20479,single-format-gallery,ajax_fade,page_not_loaded,,qode_grid_1300,footer_responsive_adv,qode-content-sidebar-responsive,qode-theme-ver-9.5,wpb-js-composer js-comp-ver-6.1,vc_responsive
 

¿Dónde está el dinero que invertí en activos «sin riesgo» en 2018?

¿Dónde está el dinero que invertí en activos «sin riesgo» en 2018?

2018 pasará a la historia como uno de los peores años para los inversores en mercados financieros, no tanto por lo abultado de las caídas, que también, sino porque éstas fueron generalizadas y afectaron a todos los activos, incluidos los teóricamente más conservadores (bonos, fondos de renta fija y fondos mixtos defensivos).

En primer lugar, permítanme que les refresque algunas nociones que para muchos de ustedes pueden ser muy básicas pero que a otros muchos confío les ayudará a entender conceptos y términos que veremos a lo largo del artículo.

1- «La renta fija, no es fija»

Como muy acertadamente advierte la CNMV, una de las creencias erróneas más extendidas entre los ahorradores es pensar que invertir en renta fija es invertir sin riesgos, y aunque efectivamente estos son menores que si lo hiciéramos en otros activos, como por ejemplo la bolsa, existen y eventualmente pueden generar pérdidas.

Cuando compramos un bono nos enfrentamos a 3 tipos de riesgos:

· Riesgo de crédito: es la probabilidad de que el emisor de los bonos no devuelva el dinero a sus inversores. En el caso de que se diese este caso, el precio del bono podría llegar a perder todo su valor. Pero ojo porque no hace falta que el emisor quiebre para perder dinero, si el mercado interpreta que el emisor tiene menos posibilidades de pagar los intereses en forma de cupones y devolver el principal, el precio del bono también bajará.

· Riesgo de tipos de interés: aquí el riesgo es que el bono que tenemos en cartera cotice por debajo del precio que en su momento pagamos por él. En el caso de que haya una subida de los tipos de interés, nuestro bono tendrá una rentabilidad menos atractiva que la ofrecida por las emisiones que estén saliendo en ese momento y por lo tanto el precio bajará.

· Riesgo de mercado o de liquidez: En el supuesto de que queramos vender nuestro bono antes del vencimiento podemos encontrarnos con que no hay comprador para el mismo en el mercado, por lo que para poder liquidarlo deberemos venderlo con cierto descuento. Es lo que se denomina riesgo de contrapartida.

Además, los precios de los bonos también pueden oscilar por diferentes variables que afectan a los mercados financieros en general, como por ejemplo los riesgos políticos, las variaciones en los precios de las materias primas, las previsiones sobre el crecimiento de las economías o la tendencia de la inflación.

2- ¿Y qué ha ocurrido entonces en 2018? ¿Cuáles de estos riesgos que acabamos de mencionar han afectado a las inversiones en renta fija?

Aunque podríamos matizarlo, en términos generales el mal comportamiento del mercado ha venido por el lado del crédito. Las empresas son actualmente mucho más vulnerables a una disminución en los ingresos y al aumento de las tasas de interés que en ciclos anteriores, debido a sus niveles de deuda.

La Reserva Federal americana mantuvo hasta el mes de diciembre una política monetaria de tono abiertamente restrictivo. Así, llevó a cabo cuatro subidas de los tipos de referencia de 0,25 puntos cada una, dejando los tipos en el 2,50%. Por su parte, el Banco Central Europeo comenzó a moderar su política expansiva, dando por finalizado su programa de recompra de activos en diciembre, si bien mantuvo los tipos de referencia en el 0%.

A esta nueva realidad de retirada de estímulos por parte de los bancos centrales se le unían las crecientes dudas en torno al crecimiento económico global, fundamentalmente como consecuencia de la guerra comercial entre EE. UU. Y China, y a finales del verano una parte de la comunidad inversora empezaba a hablar de una posible recesión en el corto plazo. En Europa, además, los bonos periféricos se veían castigados por la situación política en Italia cuyo gobierno de coalición mantenía un pulso con la Comisión Europea en relación a sus presupuestos, pulso que finalmente terminaba en favor de Bruselas.

En este entorno, gran parte de los inversores optaba por deshacer posiciones y llevar su dinero al único activo “sin riesgo”, la liquidez, siendo el cash en dólares el activo más rentable por primera vez en más de 30 años.

3- ¿Y en 2019?

En diciembre el discurso de la FED se moderaba y la tensión comercial entre EE. UU. y China se relajaba dando paso a un inicio de año en el que comienza a generarse algo más de confianza en el mercado.

En Acacia Inversión, creemos que este 2019 se caracterizará por un crecimiento más débil en EE. UU., una economía china más fuerte y una bocanada de reflación (el resultado inflacionario de las políticas monetarias o fiscales tomadas por un Estado para impulsar el crecimiento). Esta última será fruto de la moderación en la política monetaria de la FED y de las medidas del gobierno chino para estabilizar su economía, las cuales creemos que deberían empezar a notarse a lo largo del primer semestre. En renta fija contamos con una cartera muy polarizada, con un porcentaje alto de liquidez y el resto invertido en oportunidades específicas, ya sea por tipología o región, donde vemos que el riesgo se está remunerando adecuadamente, como por ejemplo deuda subordinada bancaria, renta fija emergente, bonos flotantes o venta de volatilidad. Desde 2016 hemos ido reduciendo progresivamente la duración de nuestra cartera de bonos, mediante una cobertura con futuros del Bund (Alemania 10 años) y hemos pasado de una duración original de 2 años a la actual, que es ligeramente negativa.

Aunque como siempre, nos gusta contrastar nuestra opinión y ofrecerles a nuestros clientes otros puntos de vista, ya que pensamos que invirtiendo no existe la verdad absoluta. De ese modo el martes 5 de febrero celebramos nuestro I Taller de Inversión, “Invirtiendo en Renta fija en un mundo de bajas rentabilidades”, destinado exclusivamente a inversores de perfil técnico. El interés de este primer encuentro radicaba en el contraste de opiniones entre dos inversores de renombre. Por un lado, contamos con Gabriel Pañeda (Director de Renta Fija de Mutuactivos) y por otro, con Jacques Sudre (Socio y cogestor de Amiral Gestion siendo responsable del fondo Sextant Bond Picking). En él, hicimos un recorrido sobre las perspectivas de inversión para este activo en 2019 y a futuro, yendo desde lo más genérico a lo más concreto: Comenzaron dando su visión general de los mercados, posteriormente hablaron sobre los tres bloques que constituyen la rentabilidad de la renta fija (tipos de referencia, crédito y divisa), y finalmente concretaron en las oportunidades de inversión que detectan y compartieron con nosotros el actual posicionamiento de sus carteras.

4- ¿Existe un lugar donde refugiarse?

Nuestra alternativa a los mixtos defensivos y a la renta fija tradicional es ACACIA RENTA DINÁMICA FI. Se trata de un fondo cuya estrategia combina la seguridad de la renta fija de alta calidad crediticia a corto plazo con el extra de rentabilidad que ofrece la venta de volatilidad a través de derivados. El fondo tiene un objetivo de rendimiento positivo en cualquier entorno de mercado, con un horizonte temporal de medio plazo. Consideramos que se trata de una muy buena alternativa a la renta fija tradicional en el entorno actual de bajos tipos de interés y que además descorrelaciona con el resto de inversiones en una cartera.

Y como mejor muestra, un gráfico de su evolución histórica:

Acacia Renta Dinamica

Ander Arcaraz
Últimas entradas de Ander Arcaraz (ver todo)


[related_post themes="flat" id="20479"]

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies,ACEPTAR

Aviso de cookies